Blogia
zumodenaranja

Cronología de un sueño anunciado.

Cronología de un sueño anunciado. !5:00 Me cabeza se rinde, no puede más. Se balancea como un tentetieso, solo que no se acaba de tener tiesa. Ultimamente no duermo nada bien y lo estoy acusando justo ahora, cuando queda una hora para salir del trabajo. Hay momentos en que el ratón se me va hacia delante y el resto de mi cuerpo le sigue, ya sin fuerzas. Es el momento de sacar la estrategia anti-resacas-en-el-trabajo. Me pongo de pie y aparto la silla todo lo que puedo y mas. No puedo estar atendiendo las llamadas sentado. Sentado igual a dormido. El siguiente paso es, manteniendo la postura, sacar un tema de conversación tras otro con los compañeros para matar el rato hasta que llegue la hora. No hablar igual a aburrirse estando de pie, aburrirse igual a sentarse, sentarse igual a dormir.

16:00 Por fin, se acabó. Me voy. la idea de ir a dormir es realmente tentadora pero he quedado con lokura para ir a hacer todo un señor reportaje fotográfico a la playa. Hace mucho que mis pies no pisan la arenita fina y me apetece pasar una tarde tranquila con el ir y venir de las olas del mar como fondo.

16:20 Llego a su casa. Me saluda enfundada en un cómodo camisón diciendome que se acaba de levantar y que tiene ropa por tender. Aisss, si es que es un desastre y precisamente eso es lo que me gusta de ella. Bendita cruz me ha tocado. Me rindo en su sofá ante la evidencia de que habrá que esperar para irse. Aprovecharé para dormir un ratillo, quiero dormir, solo pienso en dormir. Habla compulsivamente como siempre y intento poner lógica y reordenar cada una de las historias que me cuenta, pero hoy no puedo. Necesito dormir. ¡¡Quiero dormir!!

16:45 lokura sigue hablandome de sus épocas mas radicales mientras yo empiezo a verme en otro mundo donde solo veo camas y almohadas que me saludan y me invitan a descansar sobre ellas.

17:00 lokura , harta ya de ver que no le contesto más que con monosílabos, me ordena que le tienda la ropa mientras ella se ducha y se viste "que sino ya no habrá sol, que se nos ha hecho tarde". No soy capaz de decirle que no, como siempre. Esque lo manda todo con una sonrisa de niña pequeña a la que uno no se puede resistir. Pienso en como sería yo con una sonrisa similar a la suya mientras distingo ropa interior de exterior y intento que las sábanas no se me caigan por el tendedero. Sale de la ducha y nos vamos.

17:45 Cogemos el coche. Hoy está un poco más punky de lo normal. Me recrimina que no haga mis deberes como fotógrafo y me sienta exageradamente mal. Lo nota, deja el tema para otra ocasión. Conducimos hacia mi casa en Barcelona para coger la cámara con los objetivos. Justo en el momento en que tengo que coger el desvío hacia mi casa, me despisto hablando con ella y me encuentro en plena ronda litoral sin posibilidades de dar marcha atrás. Estoy realmente dormido. Ella se desilusiona, iremos a la playa pero no a hacer fotos. .

18:15 Tenemos el mar a nuestros pies. Hacía mucho que no lo veía. A veces las cosas que tienes más a la vista son las que menos aprecias. Me fascina el mar. Su grandiosidad, el sonido que salpica mis oídos, el aire húmedo...Nos sentamos al lado de un hombre que está solo. Lokura, sociable casi enfermiza como es, se pone a hablar con él. Yo, por estar a la altura me presento. Es un tipo agradable. Toco la guitarra que traía en el coche. Ellos hablan. Voy prestando atención a la conversación intermitentemente. Parece de esas personas que esconden un mundo entero dentro suyo si las conoces solo un poquito. Definitivamente un tipo agradable. Al cabo de un rato decide que se tiene que ir y sin más coge sus cosas y se va. Después de eso, hacemos un rato el "mono" ante la asombrada mirada de una pareja sentada en la arena. Conclusión: no soy un mono, soy un pato. Decidimos ir a la ciutadella a ver como se hace realmente la kapoeira para ver si consigo ser más macaco que ánade.

20:00 Llegamos al parque. Hay un largo corredor de paradas de vendedores ambulantes. Huele a un incienso distinto a cada paso que damos. Nos encaprichamos de todos los tipos de artículos que vemos en las paradas pero, son las cosas de la improvisación, no llevamos un duro en los bolsillos. Solo tabaco para saciar las ganas de compra compulsiva. Encontramos un corro en el que hay dos personas "bailando". Nunca lo había visto en directo. Es diferente a como lo imaginaba. Menos acrobático y más trascendental. Parece como si cada movimiento tubiera una explicación y un significado oculto y filosófico detrás. Paseamos y charlamos, charlamos y paseamos. Nos sentamos en una parada en la que hay unas extrañas personas que nos hacen sentarnos para darnos algo de luz cósmica. Me siento delante de una mujer con una expresión de absoluta felicidad perpétua en la cara. Parece como si alguien se la hubiera esculpido, es una sonrisa de una tenacidad imperturbable. El ver esa cara con los ojos cerrados ante mi me da una confianza y un bienestar últimamente desconocidos en mi. Al poco de estar sentado, siento reconocerlo pero me entra bastante sueño a pesar del ruido y de el frío que empeiza a hacer. Necesito levantarme.

21:00 De camino a casa mi cerebro no es capaz de hacer nada más que no sea escuchar y conducir, conducir y escuchar. Lokura llena los silencios que dejo yo abriendo su corazón una vez más para explicarme historias pasadas. Historias ya cicatrizadas que parece que no le hayan dejado explicar nunca antes. Sin duda es una persona fuerte y eso me hace sentir pequeño y protegido a su lado. Me siento orgulloso de tenerla como amiga.

22:00 Llego a casa para irme a dormir pero me lío escribiendo esto.

1:18 Por fin, me voy a dormir.

Mismo relato contado pero más poéticamente, como no, por la bendita cruz de mi cara
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

coco -

me ha encantado leer la otra cara de la historia. Beso... y suerte zumo ;)

El niño -

Vengo de la lokura y no puedo irme sin dejarte un comentario, los dos teneis unos blogs geniales, la verdad es que estoy sorprendido con los blogs de blogia, son buenísimos de diseño y, en vuestro caso también de contenido. Es cierto, lokura es más poética pero los dos os conjugais de maravilla como en el ejemplo que nos habeis brindado, dos miradas que se unen en la blogosfera, genial.

hatie -

playa-arena-sol-brisa-bañador mojado-entrepierna humeda-calor-agua-mar-olas-buceo-alga-berberecho-superficie-orilla-toalla-descanso-relax-sueño-despertar-cama-techo-paredes-ventana cerrada... un día más...

Ninfas -

De que me sonara esta orilla de playa? jejeje. Entre tu y la Lokura me estan entrando unas ganas de mojarme los pies en la frescura de las olas saladas... Un abrazo de Zumo de Naranja ;)

miusss -

ays, pobrecito, duerme y descansa! que las cosas se disfrutan más si las haces con energía.
Para la próxima antes de ir a la playa, echas una siestita ok?
vamos, si quieres, por supuesto...
:)
besos!

lokura -

Que sueñes esta noche con el sr martin rey de las mantas, que acudan los grillos a tu ventana, que te hagan piruetas de delfin y saltos de makako... que morfeo te balance esta noche en olas de playa de fina arena. Nas noches de una lokura todavia incansable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres